Ya soy Maratoniano.

Publicado: 8 de mayo de 2013 en Sin categoría

Rock and Roll Madrid Maratón

Tengo que pedir disculpas si hay alguien que sigue mi blog, he perdido un poco las ganas de seguir escribiendo y me he dejado alguna carrera en el tintero, espero que sepan perdonarme.

No tengo muy claro como empezar esta pequeña crónica de mi primer maratón. Todavía no soy muy consciente de que he corrido y terminado un maratón, pero bueno, la empezaré como las anteriores…

Hacía ya bastante tiempo que estaba apuntado para hacer la media maratón, creo que la distancia de 21k. es la que mejor me va y se puede disfrutar, no me planteaba en ningún momento, correr los 42k. mi cabeza, me decía, tu primer maratón será en Mallorca, en la tierra que te vio nacer, pero no ha sido así y una parte de mi, esta algo triste, igual no tendría que haber corrido Madrid y esperar a Mallorca, pero ya esta hecho, y no se puede volver atrás.

A medida que pasaba el tiempo y se acercaba la cita, todos los compañeros estaban hablando del maratón, y nadie hablaba de la media maratón, me sentía un poco extraño teniendo que correr con ellos, meterme en el lío y la animación de la salida de un maratón, y separándome en el km. 16 aproximadamente, yo quería acompañarles. Se creo un grupo en whatsapp para la gran cita y se bromeaba con la idea que yo corriera la carrera completa y apareció la famosa frase “no hay huevos” pero la verdad no le daba demasiada importancia. Entramos en la última semana y mi cabeza cada vez mas, estaba convencida de querer correr el maratón, se habían conjuntado los astros y mis padres estaban en Madrid, mi mujer y el niño, podrían venir a verme llegar, ocurrió el atentado de Bostón y lo decidí, tenía que cambiar el dorsal de la media por una de la maratón, me daba igual no terminarlo, pero quería acompañar a mis colegas, a mis amigos, a mi amigo.

Decidido, me puse a buscar dorsal y lo encontré, agradecer a Paco el facilitarme el acceso al maratón en forma de dorsal y el detalle que tuvo viniéndome a buscar al trabajo para poder llegar a tiempo. Gracias.

Ya tenía el dorsal, pero no tenía la sensación en el cuerpo de que estaba apunto de correr 42km. entre mis compañeros, todo eran bromas y buen rollo y me alegré de haberlo cambiado.

Llegó el día, la verdad es que no pase mala noche y relativamente pude dormir bien, me levanté a las 6 de la mañana y me preparé el desayuno, un plátano, un yogur con muesli y frutos secos, dos tostadas con mermelada de melocotón con miel y café solo. Recogí la mochila con ropa seca, los geles, una barrita, el DNI, el abono transporte, (nunca se sabe) algo de dinero y unos compeed para las posibles ampollas, (que luego desaparecieron por arte de magia) lo tenía todo preparado, baje a la calle a esperar a mi “manager” el gran Antonio que venía de apoyo moral y para hacer fotillos (agradecerle mucho, muchísimo su presencia y compañía durante toda la carrera) fuimos al punto de encuentro donde habíamos quedado con Oscar, Jorge y su paciente chica (perdón pero no recuerdo el nombre).

Una vez desembarcados en la zona de Colón, fuimos a dejar las bolsas y lo que encontramos fue un caos, no tiene otro nombre, filas de gente intentando dejar la bolsa en camiones sin ninguna organización, no he visto otros maratones, pero creo que esta parte, no estaba a la altura de los corredores, por suerte, yo ya había hablado con Antonio para dejarle mi bolsa y no tuve problemas en ese sentido. Llamadas de tfno. buscando a los compañeros y poco a poco nos fuimos agrupando, alegría ver a Santi (la verdad es que no hubiese corrido el maratón si no hubiera sido por el) y al resto de compañeros.

Empieza el lío, salimos con retraso, bastante retraso vistos los tiempos al final, mucha gente, pasan los km. en grupito, vamos charlando, Santi, Carlos, Jorge, Oscar, Almudena y yo. Me gusta el ambiente, la verdad es que es bonito plantarte en la salida de una carrera de este tipo. Van pasando los kilómetros y voy muy bien cómodo con el ritmo y a gusto con la compañía. Llegamos al primer punto emocionante, la separación de la carrera de la gente que solo hace 5km. se despiden de nosotros con gritos y saludos, me parece muy divertido. En el mismo punto, nos encontramos con Alberto que nos ánima cámara en mano ;).

Sobre el km. 11 me tengo que parar, tengo una ampolla justo en el dedo pequeño que me esta molestando bastante, nos paramos y para mi sorpresa, he perdido el compeed, no lo encuentro (pido disculpas a mis compañeros y a la vez agradecerles que se pararan y me esperasen) Santi tiene la solución, la vaselina, me rebozo el dedo, me pongo la media y la zapa, y a seguir. Gracias chicos.

No recuerdo muy bien las zonas por donde pasamos, es raro, pero no tengo recuerdos especiales de las zonas por donde pasamos, tampoco tengo muy claro cual fue el punto exacto donde Jorge y Oscar nos dejaron, lo que si tengo claro es encontrarnos a Antonio en los puntos clave del recorrido jajaja grande bro!!!. Llegamos al punto donde toca despedirse de Almudena (solo hace la media maratón), seguro que se lo hubiera pasado mejor con nosotros jejeje. Seguimos para bingo, mis piernas van bien, ya solo vamos Carlos, Santi y yo, llegamos a los 21k. y Carlos nos abandona, (muchas gracias Carlos por tu gran compañía).

Quedamos juntos Santi y yo, la verdad es que se le ve bien, vamos a un ritmo cómodo y me veo fuerte. Vamos dirección Casa de Campo, la ampolla me mata, la zona me es familiar, muchos domingos hemos pasado juntos, pero la verdad es que me resulta una zona muy sosa, llegando al km. 30 solo tenía ganas de salir de la zona y cambiar el panorama, Santi se me va unos metros y a la subida de Lago, me encuentro solo, literal, no tenía a nadie ni por delante, ni por detrás, la gente, me animaba solo a mi, me sacan una sonrisa, me siento importante y parece que a las piernas también le gusta. Me encuentro en territorio desconocido no había corrido nunca mas de 30km. y voy por el 32, y de repente, me emociono, me veo entrando en meta, pienso en mi mujer, en el niño, en mis padres, están todos esperándome y me pongo a llorar, en este punto sabía que llegaría, no me preguntéis, pero lo sabía, se me hace un nudo en la garganta y por un momento, me tengo que sosegar y respirar para tranquilizarme y sacar esos preciosos sentimientos de mi cabeza, hay que seguir, pero ya no queda nada.

Unos kilómetros mas adelante, me vuelvo a encontrar con Santi, nueva alegría jejeje. Me comenta que Jesús está un poco mas adelante y nos espera para llegar hasta el final, cuando lo encontramos, estaba saludando a su familia, me paro y me pongo a andar para esperarlo y vamos andando un rato, volvemos a trotar, otra cuesta, andamos, volvemos a trotar un ratillo (la verdad, es que no había necesidad de andar, pero mi cuerpo y mi cabeza, tenían la sensación de ir mas rápido andando que corriendo, otra sensación extraña que no tiene explicación, pero es así). Vamos dirección Atocha y Jesús y Santi se adelantan unos metros, yo voy andando, pero tengo frío, me pongo a correr y las piernas me responden estupendamente, perfecto, tan perfecto, que adelanto a Jesús y a Santi, por lo visto, se habían parado a saludar y a hacerse una foto. Voy subiendo por Alfonso XII y no los veo, que raro, me giro y estaban detrás, los había adelantado y ni me había dado cuenta, (que cosas pasan cuando vas con 40km. encima) los espero y vamos subiendo hasta la Puerta de Alcalá, ya hemos llegado, ya lo tenemos. Se ve a bastante gente ya con su medalla, nos animan, y por fin, la esperada entrada al Retiro, grandes, toda la calle para nosotros, mi cara dibuja una gran sonrisa, empiezo a buscar por los laterales a los míos, no los veo, pero sigo con la misma sonrisa, mi cabeza me va diciendo cosas, grande, hemos llegado, has podido con el maratón, me acuerdo de mi suegro que ya no está y le saludo mirando al cielo, otra carrera más Nico y esta ha sido un poco mas larga. Bajo la vista y veo una pancarta jajajaja ssssiiiii vamosssss, mi mujer, el niño, mis padres, saludando y chillando, grandesssss. Santi ha visto a los suyos y ha cogido al niño para entrar en meta, me dice que yo también lo haga, cojo al niño y nos vamos todos juntitos de la mano (es que una pena que Jesús no pudiera encontrar a sus crios, hubiera sido apoteósico).

Ya veo la meta, no me importa nada el tiempo, voy a llegar, voy a terminar un maratón. Entramos en meta según tiempos oficiales, en 5:00:34 y neto 4:47:18. Me hacen entrega de mi medalla, me la cuelgo enseguida y la luzco orgulloso. Nos abrazamos y nos damos la enhorabuena, hemos terminado. Grandes chicos, grandes.

Agradecer de corazón a mi familia su presencia, el pensar que estaban esperando en meta, es como ese gel de adrenalina que llevas guardado para las ocasiones especiales. A Santi su compañía y sus ESTAR, simplemente, gracias. A Antonio sus paseos por el recorrido y su apoyo. A todos los compañeros que me aguantan por TW y FB todos los días GRACIAS.

20130508-173210.jpg

Anuncios
comentarios
  1. yonhey dice:

    Enhorabuena Gerard, la primera ha llegado así como quien no quiere la cosa, la compañía ha sido importante pero las piernas y el motor eran tuyos. Esto hará que en Mallorca te puedas enfrentar a él con más conocimiento y seguridad.
    Ahora a recuperarse.
    Un abrazo campeón.

  2. Sublime Gerard. Emociona. Transmite. Se vive.
    La explicación de las sensaciones del km32 me han saltado las lágrimas y no es retórica, reales como el agua de los ríos.
    Enhorabuena por tu reto, por ser un nuevo miembro del Club de Maratonian@s y por este pedazo de crónica buena :)))

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s